Queridos amigos del lado oscuro,

Quiero haceros llegar mi más sincero agradecimiento por haber hackeado la base de datos de este humilde blog. No os lo toméis literalmente, es un agradecimiento envenenado.

Nunca pensé que un blog personal sin ninguna pretensión comercial podría llegar a ser atacado y borrada toda su base de datos.

¡En fin!

Después de una primera reacción de indignación, con el optimismo que me caracteriza, pasé a la fase: ¿qué tengo que aprender de esto?

Y la primera conclusión, como no podía ser otra, es la de hacer copias de seguridad.

Parece mentira que, a estas alturas, cometa un error así, pero así es. No había hecho ninguna copia de seguridad. Me confié, puesto que escribía más bien para mi nunca creí que fuera a ser el blanco de ningún ataque.

El caso es que muchas de las reflexiones que había dejado plasmadas en este blog desde el año 2011 se han evaporado y esto me da dos opciones:

  • Una, abandonar el blog, agachar la cabeza y olvidarme del tema y
  • Otra, seguir con el blog y aprovechar para actualizar muchas de las reflexiones que había publicado.

Es muy probable que no consiga volver a publicar todos los post que llegué a tener originalmente pero, poco a poco, estoy convencido de que volverá a ser un blog que ayude a todo aquel que quiera a conocerme un poquito más.

Conclusión…

NUNCA RENDIRSE

Al lado oscuro de la red…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *